El  P18  es por excelencia  un antifricción  de

nueva  tecnología   que  se  combina  con   la

capa externa del metal sometido a desgaste

constante.  Se  combina con el aceite en  los

circuitos  de lubricación del motor,  como  el

cárter  y caja de cambios.  Su  aplicación  se

extiende  también  a  la dirección  asistida  y

los órganos de reducción  y  de transmisión,

así  como a circuitos hidráulicos.  Protege  y

alarga   la   vida  del  motor.   Su  alto   poder

antifricción   reduce   el  esfuerzo  que  tiene

que vencer el motor,  por  lo que  contribuye

a  reducir  el  consumo  de  combustible.  Es

compatible con cualquier aceite y grasa.